El Final Explicado de Peacemaker

Después de ocho episodios, Peacemaker de HBO Max llega a su fin con un final explosivo que demuestra de una vez por todas cómo el escritor y director James Gunn puede crear historias profundamente humanas en un escenario de fantasía más salvaje. El primer spin-off de El Escuadrón Suicida sigue a John Cena como el aspirante a héroe titular, un hombre imperfecto que comienza a preguntarse si el fin justifica los medios. Si bien la disputa moral en el centro de Peacemaker es una cuestión filosófica que persigue a la humanidad durante siglos, la serie también se sumerge profundamente en la mitología de DC con una invasión extraterrestre, control mental, operaciones gubernamentales secretas y, por supuesto, superpoderes.


Entonces, ahora que el programa ha emitido su final, es hora de desempaquetar todo y explicar qué sucede exactamente en el final de la temporada 1 de Peacemaker.

Peacemaker comienza unos meses después de los eventos de El Escuadrón Suicida, después de que el antihéroe pasa semanas en un hospital, recuperándose de un disparo casi fatal. Peacemaker cree que sus problemas pueden ser una bendición disfrazada, ya que la policía parece no estar al tanto de su paradero y podría volver a su antigua vida. Pero, desafortunadamente, poco después de escapar del hospital, Peacemaker se enreda nuevamente con Amanda Waller y sus equipos de operaciones encubiertas. Esta vez, Peacemaker se alista para el Proyecto Mariposa, un equipo que investiga una invasión alienígena.


El equipo del Proyecto Mariposa también incluye a los agentes de The Suicide Squad, Economos y Harcourt, con otros refuerzos provenientes de dos nuevos personajes creados especialmente para el programa: el veterano espía Murn y la hija de Waller, Leota Adebayo. No pasa mucho tiempo para que el Vigilante de Peacemaker también se una al Proyecto Butterfly de manera extraoficial.


A medida que avanza la temporada, Peacemaker y el equipo aprenden más sobre la amenaza alienígena, una legión de criaturas parecidas a insectos que pueden entrar en cuerpos humanos, absorber sus recuerdos y obtener el control total de sus acciones. Un cuerpo infectado con una "Mariposa" también tiene una fuerza y ​​agilidad sobrehumanas. Las criaturas vinieron del espacio exterior después de que su planeta fuera destruido, y aunque llegaron pacíficamente a la Tierra, ahora están decididos a conquistar el planeta desde las sombras infestando a los principales actores políticos.

En cada episodio, Peacemaker revela más sobre las mariposas. El equipo pronto descubre su mayor punto débil: los extraterrestres no pueden consumir ningún alimento de la Tierra y dependen del néctar único producido por una vaca espacial. Hay una sola vaca en la Tierra que abastece a toda la red de mariposas, y si Peacemaker elimina el suministro de alimentos, todas las mariposas morirán poco después. Es por eso que, en el final de temporada, el equipo lanza un ataque contra el establo de los alienígenas, enfrentándose a la oruga de gran tamaño que los alienígenas llaman vaca. Si bien la batalla es bastante sencilla y la victoria de Project Butterfly está casi asegurada, el final subraya la discusión moral del programa sobre el precio de la paz al darle a Peacemaker la oportunidad de unirse a los alienígenas.


Parte de lo que hace que Peacemaker sea un villano/antihéroe tan interesante es cómo cree, con todo su corazón, que está haciendo lo que debe hacerse por el bien común. Peacemaker no duda en apretar el gatillo porque para él el fin justifica los medios. Entonces, convertirse en un monstruo es un pequeño precio a pagar para evitar que personas inocentes mueran sin razón. En ese sentido, Peacemaker no es tan diferente de Amanda Waller, quien está dispuesta a violar cualquier ley y destruir cualquier vida por el bien de los Estados Unidos. Y, como revela el final de Peacemaker, así es como Goff, el líder de los alienígenas, ve las acciones de las Mariposas.


En los momentos finales de la batalla contra las mariposas, Goff se acerca a Peacemaker y le revela que el plan de conquista del mundo de los extraterrestres está motivado por la incapacidad de los humanos para proteger su propio planeta. Las mariposas se vieron obligadas a huir de su planeta de origen porque se negaron a escuchar a los científicos y siguieron destruyendo sus recursos naturales. Entonces, una vez que las mariposas se dieron cuenta de que los humanos estaban caminando por el mismo camino destructivo, prometieron hacer todo lo posible para evitar la extinción de la humanidad. Las vidas singulares no tienen importancia para las mariposas, porque está en juego la supervivencia de toda la especie. Y así, Goff justifica los actos atroces de las mariposas, incluida la muerte de miles de anfitriones humanos, incluidos niños, en su camino hacia la conquista del mundo.

Cuando Goff se acerca a Peacemaker, el líder alienígena señala cómo el antihéroe también prometió mantener la paz por cualquier medio necesario. Sin embargo, mientras que ayudar a las Mariposas a esclavizar a la humanidad sería una acción posible para Peacemaker hace un tiempo, sus aventuras recientes con su nuevo equipo lo llevaron a cuestionar sus métodos y tratar de mejorar como persona.


Por ejemplo, Peacemaker sabe que no quiere ser como Waller, quien obligó a su hija Leota a plantar un diario falso en la casa del antihéroe para culparlo por todas las muertes causadas por el equipo de operaciones encubiertas. Si bien Leota siguió la orden por el bien de la paz en los EE. UU, lastimó a su amiga en el proceso y Peacemaker no quiere cometer el mismo error. La paz no es suficiente cuando no podemos proteger a las personas que amamos. Entonces, Peacemaker rechaza la oferta de Goff, ayuda a matar a la vaca y termina con la invasión alienígena.

La teoría más oscura de Buscando a Nemo

Si bien ese es un gran paso en el camino del antihéroe hacia la redención, el final también muestra cómo el camino hacia la superación personal está lleno de obstáculos. Aunque Peacemaker mató a su padre nazi, el Dragón Blanco todavía persigue a su hijo como un fantasma. En el final, White Dragon promete ser un recordatorio constante de que Peacemaker no es más que una máquina de matar que quizás nunca se deshaga de toda la sangre de sus manos.


También hay buenas noticias y una gran reorganización del DCEU, ya que Leota intenta redimir sus propios pecados y se sincera con la prensa y las fuerzas policiales sobre el diario falso de Peacemaker. Además de limpiar el nombre del antihéroe, Leota también expone las operaciones de su madre, revelando la existencia del Escuadrón Suicida al mundo entero. Entonces, al final de la temporada, Peacemaker es libre de vivir su vida, el equipo está derrotado pero en camino a la recuperación, y Waller tendrá dificultades para mantener con vida a Task Force X.


Hay mucho que la serie podría explorar en la próxima segunda temporada. Aún así, incluso si el peligro de la invasión alienígena ha pasado, el final de Peacemaker demuestra que la serie es, en esencia, un estudio de la naturaleza humana, los valores que elegimos imponer y hasta dónde estamos dispuestos a llegar por nuestros ideales. Esperemos que la temporada 2 mantenga el enfoque en el ser humano, en lugar del meta.

NOTICIAS

LEE ALGUNAS CURIOSIDADES